Nuestro ecosistema nos permite vivir aquí, por eso necesita la ayuda de todas y todos los habitantes de San Cristóbal para evitar una crisis del agua.

Los humedales urbanos La Kisst y María Eugenia nos protegen de las inundaciones -al absorber el impacto de las lluvias-, tormentas y huracanes, reduciendo sus afectaciones. También mejoran la calidad del agua, recargan los mantos acuíferos, previenen los deslaves y regulan el clima (a esto se le llama “Servicios Ambientales”).

Nuestros humedales nos dan el agua que necesitamos para beber, cocinar, y hasta para asearnos, es decir, para llevar la vida como la conocemos. Además, su capacidad de almacenamiento es una salvaguardia contra la sequía. Y por si fuera poco, son esenciales para la reproducción y la migración de las aves.

Más de 14 mil personas reciben agua del humedal La Kisst y otras 6 mil del humedal María Eugenia a través del sistema de bombeo Navajuelos, Rebombeo María Auxiliadora, Rebombeo Corral de Piedra y del Manantial San Juan de Los Lagos.

Los humedales son un símbolo de San Cristóbal, enmarcan la belleza de nuestra ciudad. Lo que caracterizaba al valle de San Cristóbal de las Casas es que estaba casi completamente cubierto de humedales, sin embargo, el crecimiento acelerado y sin planeación de la ciudad ha modificado al territorio amenazando su existencia.

Por eso es pertinente preguntarnos: ¿Qué tan cerca estamos de una crisis o emergencia del agua en San Cristóbal?


Las catastróficas consecuencias de que los humedales se sequen es que San Cristóbal perdería el 70% de su agua potable. Sumiendo a esta ciudad en una crisis sin precedente que podría devastar la economía local y poner en grave riesgo la salud de las familias que viven en la región.

Nada puede moverse sin agua, podemos vivir sin electricidad, y sin muchas cosas, pero no sin agua. Al estar dentro de la mancha urbana de San Cristóbal, con la creación de infraestructura y vivienda, los trabajos de encauzamiento de arroyos, la desviación de aguas negras y la deforestación, impactan y ejercen gran presión sobre nuestros recursos naturales, reduciendo la superficie del humedal, su vegetación y fauna, deteriorando nuestro ecosistema de forma acelerada.

¿En qué mundo quieres vivir, y en qué mundo quieres que vivan las próximas generaciones? Dado que las decisiones que tomemos hoy y nuestras acciones (sociales y ambientales) definirán en gran medida el futuro de nuestra comunidad.


El Humedal de Montaña María Eugenia (Área Nacional Protegida) se encuentra inmersa entre 10 asentamientos humanos: Fraccionamientos Abeles, Caronte y Rinconada Del Pino, las Colonias Miguel Ángel de Quevedo, Juan Sabines, El Campanario, El Pedregal, Las Minas, La Albarrada y Lagos de María Eugenia.

Al estar dentro de la mancha urbana de San Cristóbal, con la creación de infraestructura y vivienda, los trabajos de encauzamiento de arroyos, la desviación de aguas negras y la deforestación, se ha ejercido gran presión sobre sus recursos, reduciendo la superficie del humedal, su vegetación y fauna. Su deterioro se acelera por ello.



Al salvar al popoyote y sus hábitats avanzamos en la protección de las principales fuentes de agua para San Cristóbal de Las Casas. Y esto genera beneficios sociales, ambientales y económicos.

En estos humedales habitan el Popoyote o pez escamudo  y el Topo de San Cristóbal. Son especies endémicas, lo que significa que habitan exclusivamente en la región de Los Altos de Chiapas, principalmente en el río Fogótico. Sin embargo, el Popoyote está en Peligro de Extinción y el Topo es una especie amenazada debido al crecimiento de la mancha urbana. La introducción de especies exóticas como el cangrejo rojo o la rana toro han traído depredadores para este pez único de San Cristóbal de Las Casas.


¿Qué es un sitio Ramsar y por qué son importantes?

Los sitios ramsar son humedales seleccionados para incluirse en la Lista por su importancia internacional en términos ecológicos, botánicos, zoológicos, limnológicos o hidrológicos. Cualquier humedal que cumpla al menos uno de los Criterios para la Identificación de Humedales de Importancia Internacional puede ser designado por la autoridad nacional pertinente para su inclusión en la Lista de Ramsar.

Los humedales son vitales para la supervivencia humana. Son uno de los entornos más productivos del mundo, y son cunas de diversidad biológica y fuentes de agua y productividad primaria de las que innumerables especies vegetales y animales dependen para subsistir. Sin embargo, la superficie y la calidad de los humedales siguen disminuyendo en la mayoría de regiones del mundo. En consecuencia, los servicios de los ecosistemas que los humedales proporcionan a las personas se encuentran en peligro.

México, 2do a nivel mundial en sitios con protección internacional

Cuando un país se adhiere a la Convención, debe designar al menos un sitio como Humedal de Importancia Internacional. México se integró a esta Convención en 1986 con el objetivo de vigilar para la conservación y uso sostenible de estos ecosistemas, asesorar en programas de conservación y manejo, promover convenios de colaboración, asesoramiento técnico, entre otros.

Actualmente se tienen inscritos 142 espacios de sitios de humedales con importancia internacional, 63 de los cuales se encuentran dentro de una Área Natural Protegida Federal. El total de la superficie es de 8,643,581 ha (SEMARNAT, s.f.). Esto colocaría a nuestro país en segundo lugar a nivel mundial en cuanto al número de sitios con protección internacional.

En Chiapas, los humedales incritos en la Convención de Ramsar son:

  1. Reserva de la Biósfera La Encrucijada (Tipo de humedal: marino-costero, continentales) designada el 20 de marzo de 1996 con una superficie de 144,868 ha.
  2. Parque Nacional Lagunas de Montebello (Tipo de humedal: continentales) designada el 21 de noviembre de 2003 con una superficie de 6,022 ha.
  3. Áreas de Protección de Flora y Fauna de Nahá y Metzabok (Tipo de humedal: continentales) designada el 2 de febrero de 2004 con una superficie de 7,215.760 ha.
  4. Parque Nacional Cañón del Sumidero (Tipo de humedal: continentales, artificiales) designada el 2 de febrero de 2004 con 21,789 ha de superficie.
  5. Humedales de Montaña La Kisst (Tipo de humedal: continentales) designado el 2 de febrero de 2008 con 35,670 ha de superficie.
  6. Humedales La Libertad (Tipo de humedal: continentales) designados el 2 de febrero de 2008 con 5,432 ha.
  7. Sistema Estuarino Boca de Cielo (Tipo de humedal: marino-costero) que fue designado el 2 de febrero de 2008 con 8,931 ha.
  8. Sistema Estuarino Puerto Arista (Tipo de humedal: marino-costero) cuya designación fue el 2 de febrero de 2008 con 62,138.460 ha
  9. Zona sujeta a conservación ecológica Cabildo-Amatal (Tipo de humedal: marino-costero) el 2 de febrero de 2008 con 2,832 ha.
  10. Zona sujeta a Conservación Ecológica El Gancho Murillo (Tipo de humedal: marino-costero) el 2 de febrero de 2008 con 4,643 ha
  11. Zona Sujeta a conservación Ecológica Sistema Lagunar Catazajá (Tipo de humedal: continentales) designados el 2 de febrero de 2008 con 41,058.770 ha
  12.  Humedales de Montaña María Eugenia (Tipo de humedal: continentales) designados el 2 de febrero de 2012 con 85.950 ha